La meditación es una práctica sencilla y muy antigua, utilizada en distintas civilizaciones a lo largo de la historia, una manera fácil de conectarnos con nuestro interior que nos pone más en armonía con nosotros mismos.

Desde nuestro interior podemos entrar en contacto con estados de paz, tranquilidad y equilibrio, haciendo que estemos más preparados para afrontar una vida diaria.

Desde la década de 1950, desde el punto de vista científico, ha sido demostrado cómo la meditación afecta a nuestras ondas cerebrales, consiguiendo armonía y sincronización cerebral.  Y han afirmado que, sí, la meditación aumenta la salud y el bienestar y contribuye sensiblemente a la gestión y la curación de muchas dolencias.

Una y otra vez en diferentes estudios en todo el mundo, los investigadores han encontrado que la meditación ayuda a menudo de forma significativa en:

  • El tratamiento de los síntomas.
  • Prevención de recaídas.
  • Ayudar al cuerpo a curarse a sí mismo.

Meditar unos minutos todos los días incrementa la calidad de vida de las personas. Son muchos los estudios que certifican que tiene múltiples beneficios, entre ellos:

  • Aumento del sistema inmunológico, y beneficios psicológicos, como una bajada en los niveles de ansiedad. Por lo tanto, es recomendada para tratar numerosas patologías y desequilibrios, así como adicciones también.
  • Disminuye la presión sanguínea, de acuerdo a un estudio realizado por el Colegio Médico de Wisconsin, en Estados Unidos, lo que previene problemas como la hipertensión y reduce hasta un 50% los riesgos de mortalidad en personas con problemas de arterias estrechas.
  • Mejora la concentración.
  • Aumenta la producción de serotonina, por lo tanto, mejora el humor y en consecuencia el comportamiento. La serotonina tiene la capacidad de disminuir los niveles de cortisol, la famosa hormona del estrés, y ayuda a evitar problemas como la ansiedad y el colesterol alto.
  • Disminuye el insomnio, situación que afecta hoy en día a muchos seres humanos, lo cual genera situaciones de angustia, cansancio, así como muchas manifestaciones de desequilibrio físico, mental y emocional. En la conferencia anual Sleep, se presentó un estudio que demostró que a sólo dos meses de practicar meditación, se mejora la calidad y la cantidad de sueño, y que el 75 % de las personas consigue abandonar las medicinas somníferas.
  • Mayor eficiencia en el aprendizaje, agiliza la mente.
  • Facilita la liberación del dolor crónico, realizando esta práctica de meditación durante 20 minutos diarios, de acuerdo a un estudio financiado por la National Science Fundation.
  • Rejuvenece tu cuerpo físico.
  • La práctica de la meditación nos conduce a experimentar una sensación de serenidad y relajación. Es un camino hacia una vida de paz y sin estrés.Estos son algunos de los dones de la meditación, seguramente te impulsarán a su práctica.

¿Ya lo estás haciendo? ¡Cuéntanos cómo te sientes!

Estrella Piqueras Pineda.

Mentora holística en Bienestar y Calidad de Vida

Add Comment

Cita Online