El auge del sector deportivo es un buen indicativo de que queremos mejorar nuestra salud, pero con el pasar del tiempo nos hemos dado cuenta que se está consiguiendo el efecto contrario, ya que las lesiones cada vez son más frecuentes, más graves y con más tardía recuperación.

¿Qué esta pasando?

  1. 1. Cambio de hábitos: Al adoptar un estilo de vida más activo y no cambiar el resto de los hábitos y la alimentación, nuestro cuerpo sufre un gran desgaste y aumenta la fatiga muscular, causando un efecto acumulativo de no recuperación.
  2. 2. Higiene deportiva: La gran mayoría de las personas que practican deporte (ya sean amateur o profesionales) no calientan ni estiran. Muchos no lo hacen por pereza, pero otros tantos ni siquiera saben cómo.
  3. Lesiones acumulativas: El último problema con el que nos encontramos diariamente es el de lesiones que se produjeron hace tiempo y se fueron dejando hasta llegar a estados críticos.

 

APORTANDO SOLUCIONES

 Una alimentación correcta y una adecuada nutrición en el deportista deben: a. Aumentar la capacidad de resistencia b. Contribuir a la capacidad de rendimiento c. Acelerar la regeneración.

Observando esto, si nuestra alimentación es correcta debe dotarnos de un buen estado de salud general para poder disponer de la energía suficiente; física y mental, tanto en nuestro día a día laboral como deportivo. Además, debe también ayudarnos a recuperarnos adecuadamente de los esfuerzos de entrenamientos y partidos combatiendo los efectos de los radicales libres producidos durante el ejercicio.

Alguno se preguntará porque se separó alimentación de nutrición y la razón es porque una adecuada alimentación normalmente, en el terreno deportivo, no nos aporta la nutrición que se requiere.

 

UNA DIETA SALUDABLE

Elegir lo que comes en función de la cantidad de ejercicio que haces. Durante mucho tiempo se ha pensado que los hidratos de carbono tales como arroz y pasta eran el alimento más importante, pero se ha demostrado que solo se metabolizan correctamente cuando hacemos ejercicio de alta intensidad.

De modo que en el día a día, es mejor obtener lo hidratos de fuentes integrales como frutas, verduras, arroz integral, pan integral y legumbres. Dejando los refinados solo para el día de la competición.

Cuando terminas de hacer ejercicio, tu cuerpo tiene un nivel elevado de hidrocortisona, una hormona que puede causar sensaciones de cansancio en las piernas y letargo al día siguiente. Una de las formas de combatir ese efecto es comer carbohidratos 15-20 minutos después del ejercicio. Esto te ayudará a reducir el nivel de hidrocortisona y fomentará la pérdida de peso.

Lo importante es saber qué comer y en qué cantidad: 25 gramos de carbohidratos normalmente serán suficiente y yo siempre recomiendo alimentos naturales cuando sea posible, como un plátano, por ejemplo. La proteína también es importante y necesaria para ayudar a que el cuerpo se repare después del ejercicio que acabas de hacer, tanto si se trata de ejercicio de resistencia o cardiovascular. Si has estado haciendo agotadores ejercicios de resistencia necesitarás más proteína (unos 20 gramos bastarán), mientras que una sesión de cardio requerirá menos cantidad de proteína tras la sesión (10 gramos).

La Proteína Vegetal en Polvo NUTRILITE™ es una elección ideal para aportarle a tu cuerpo la proteína que necesita. Solo has de mezclarla con agua (u otra bebida) y tendrás una dosis perfecta de proteína.  Esto no es aplicable en caso de ejercicios menos agotadores, como yoga, pilates o salir a caminar. Después de ejercicios así lo importante es hidratarse con agua y electrolitos.

 

UNA CORRECTA NUTRICIÓN

En los últimos análisis realizados a nuestros deportistas hemos encontrado además de una alimentación irregular con exceso de carbohidratos, un déficit importante en el 95% de ellos de:

  • CALCIO: contracción muscular y regulador del PH.
  • COMPLEJO B: produce energía, regula el sistema nervioso…
  • HIERRO: aumenta el rendimiento y oxigena los tejidos.
  • ZINC: aumenta el rendimiento y el sistema inmune.
  • MAGNESIO: relajación muscular y elasticidad del cartílago.
  • VITAMINA D: sintetiza los minerales y aporta energía.

Unidas la mala alimentación con el déficit nutricional obtenemos gente que práctica deporte con contracturas monumentales imposibles de eliminar, tendinitis de duración infinita y roturas musculares de más de 3 centímetros.

¿Sabías que si tienes una contractura por más que te la quiten si te falta calcio y magnesio te seguirá repitiendo con más intensidad?

¿Sabías que si padeces de tendinitis aparte de estirar y acudir a un profesional debes eliminar algunos alimentos?

Pero bueno, de estos temas hablaremos en más profundidad en próximos artículos.

Combinando el aumento de la actividad y el estrés oxidativo, junto con la cada vez peor calidad de los alimentos se hace necesario una suplementación sobre todo a nivel deportivo.

Lo mínimo e imprescindible debería ser un multivitamínico, omega 3 y calcio magnesio; todo ello de origen natural, ya que todos los sintéticos siguen siendo un medicamento y muchos de ellos producen efectos secundarios y dopaje. Y aparte de esto utilizan demasiados azúcares, colorante y conservantes innecesarios y que hacen que no sean demasiado efectivos.

Hasta aquí el artículo de hoy, en próximos contenidos continuaremos informándote sobre cómo mejorar tu calidad de vida a través del ejercicio, sin olvidar una correcta nutrición.

Fuensanta Santiago Esteban

Naturópata y Nutricionista Ortomolecular.

 

2 Comments

  • Oscar Mares
    Posted July 26, 2016 8:18 am 0Le gusta

    La alimentación es mi parte favorita, pero curiosamente es con la que más batallo también.

    • avnatural
      Posted July 26, 2016 9:38 am 0Le gusta

      Si la verdad es que la gente está muy dispuesta a recibir información de cómo alimentarse y hacer las cosas bien, pero la práctica se les resiste. Necesitamos tomar conciencia y querernos un poco más para que tomar la acción y fuerza de voluntad.

Add Comment

Abrir chat